Revistafix Revistafix

Vidal Mario, un periodista que cuenta historias

“A algunos les convine que la verdad no sea dicha” “Disienten conmigo porque respeto la verdadera historia, no las historias inventadas”

Cultura Revista Fix Revista Fix
vidal

 Se llamó Pablo de la Cruz Rotela hasta los 7 años y desde allí Vidal Mario, aunque en sus inicios como escritor siguió usando ese nombre como seudónimo. Ser inscripto tarde en el Registro Civil era algo común hace 66 años. 

Vidal llegó hace pocas semanas de la India, país al que viajó como corolario de un libro que publicará el próximo año, historia que contó a RevistaFix con un café de por medio y el escenario de una librería de Resistencia, lugar al que concurre siempre para leer o reunirse con amigos. 

Esta vez el café fue con nosotros y para contarnos que vino al Chaco cuando era un chico junto a su tía desde Itá (Paraguay), ciudad que le entregó la llave de la ciudad en reconocimiento a su trayectoria y porque aún lo considera un hijo, una persona ilustre. 

Su mamá falleció “de una enfermedad de la mujer”, según le dijeron amigas de ella, luego él investigó y descubrió que fue por un aborto clandestino. Su papá, el “Gringo” Rotela, se fue del país, era un hombre violento y problemático. Nada de su historia le da vergüenza, por el contrario, es su vida y por tal la abraza tanto como el aire que respira. 

Con 45 años con la literatura tiene mucho por contar. Es chaqueño por adopción y al principio le costó como consecuencia del desarraigo, pero hoy con orgullo representa a la provincia a cada lugar que va. En 1968 conoció a la que sería uno de los grandes amores de su vida: la máquina de escribir. A los 21 años se regaló su primer libro y el próximo mes publicará el número 21. En su largo trayecto conoció a Jorge Luis Borges y a Ernesto Sábato.

De su historia más reciente, es consultado por periodistas y medios de comunicación del país y el mundo sobre los detalles de las muertes del papá de Graciela Alfano y de Manuel Roseo, terrateniente de El Impenetrable asesinado en su estancia La Fidelidad. La documentación y sus fuentes son el soporte de su profesión. 

 —¿Vidal Mario de allá o de acá? Cuéntenos brevemente de dónde vino y por qué se quedó en el Chaco.

—Soy una parte de allá, del Paraguay, y una parte de acá, de Argentina. Tengo el corazón repartido entre los dos países. Pese a que desde los doce años resido en Resistencia, los paraguayos me siguen considerando como uno de los suyos. Tanto que en el 2014 me declararon Personalidad Ilustre de Itá, mi pueblo natal, y me entregaron la llave simbólica de la ciudad. Siempre digo que me quedé en el Chaco por una cuestión de destino, un destino del cual no me arrepiento.

—¿Cuántos años de escritor tiene y cuántos libros ya ha publicado?

—El 28 de abril de este año he cumplido 45 años con la literatura. El 28 de abril de 1974, día en que cumplí 21 años, Guido Miranda presentó mi primer libro. Desde entonces llevo publicados veinte títulos. El próximo 19 de julio presentaré el número 21.

—En los últimos años realizó varios viajes. ¿A qué lugares y cuáles fueron los motivos?

—He viajado a Venezuela, Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Brasil, Estados Unidos, España, Italia, Portugal, Grecia, Israel, Egipto y la India. Los motivos, además de enriquecerme con la historia y la cultura de los países visitados, fueron siempre los mismos: conferencias o presentaciones de libros.

—¿Cuál es el libro que le falta escribir?

—Hay uno respecto del cual no diría que me falta escribir, sino que ya lo estoy escribiendo, y verá la luz el próximo año. Su título será El Jesús de la Historia. Versará sobre la desconocida historia de ese hombre extraordinario que fue Jesús, el Galileo.

—¿Por qué las publicaciones de un historiador deben tener ciertos parámetros que seguir?

—Los únicos parámetros que debe seguir un historiador son: no afirmar nada si carece de evidencias, basar su trabajo solo en fuentes verificables y contar las cosas como realmente fueron, no como las historias oficiales dicen que fueron. A partir de allí puede escribir su libro como quiera. Yo escribo como periodista, porque en definitiva eso es lo que soy: un periodista que cuenta historias. Siempre digo que mis libros son como notas periodísticas, pero más largas.

—¿Por qué muchos disienten con usted sobre algunos relatos de la historia del país?

—Algunos por su falta de información sobre el pasado, otros por su fanatismo, otros porque les conviene que la verdad no sea dicha. Esto último se da especialmente en temas relacionados con la religión o la política. Disienten conmigo porque soy el otro tañido de la campana y porque respeto la verdadera historia, no las historias inventadas. Disienten conmigo por lo mismo que decía el religioso brasileño Frei Betto: “Nos casaron con la mentira y nos obligaron a vivir con ella. Por eso parece que el mundo se hunde cuando oímos la verdad”.

—El periodismo, ¿cómo surgió?

—En 1972 fui al diario Norte, que hacía cuatro años se había creado, para ofrecerme a escribir unas notas los domingos. Me aceptaron y así comencé. Así que desde los 19 años, ahora tengo 66, estoy ligado a este maravilloso, aunque a veces también muy ingrato, oficio de informar.

—¿A qué vienen periodistas extranjeros a entrevistarse con usted este mes?

—El pasado 14 de enero publiqué en distintos medios de comunicación un artículo titulado “Las historias nunca contadas sobre el italiano Manuel Roseo”. La nota llamó la atención de la BBC de Londres, que mandará gente a realizar un documental sobre esa historia.

 Vidal sostiene que el padre de Graciela Alfano se suicidó y respalda sus dichos con documentaciones, mientras que la actriz asegura que lo asesinaron. Carmelo Alfano era un conocido ingeniero que estaba sumido en una gran depresión.

Además, publicó las historias nunca contadas sobre Manuel Roseo, dueño de la estancia La Fidelidad –hoy Parque Nacional-, cruelmente asesinado por una banda que quería quedarse con sus tierras.

 —Usted se definió también como pensador. ¿Cuál es su visión, como pensador, sobre el aborto?

—La Iglesia afirma que uno es persona desde el instante de la concepción y que por lo tanto el aborto es un asesinato. ¿Qué autoridad tiene para sostener tal cosa una institución que durante más de 1.500 años sostuvo que la tierra es cuadrada? Me llama la atención además que el debate gire en torno de lo jurídico y que nadie dedique una palabra a lo que verdaderamente importa: el alma. El alma, no su envoltura, es lo importante. Consecuentemente, el aborto no es un asesinato.

 —¿Cómo definiría al alma?

—Es la energía de Dios, la esencia divina que está en cada ser humano. Los que dicen que el aborto es un asesinato no tienen en cuenta que, por ser de naturaleza divina, el alma no puede morir porque es eterna, inmortal. ¿De qué asesinato hablan si estamos investidos del don de la inmortalidad y por nuestra condición de hijos de Dios nos asiste el inmutable derecho a la inmortalidad?

 —¿Cuál es el papel, entonces, del cuerpo físico?

—El cuerpo físico es una creación material hecha de electrones, átomos y moléculas que ya desde que es solo un feto está destinada a ser polvo o ceniza cuando el alma la abandone. Es solamente la envoltura de lo que en realidad somos. En lugar de hablar de asesinato, la Iglesia debería enseñar a sus fieles que siendo alma no podemos morir, y que la vida después de la muerte es más real que toda otra cosa sobre la tierra. Estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Dios es espíritu y el espíritu no muere, así que no podemos morir, somos inmortales. Desde tiempos inmemoriales los iluminados saben que la vida, el alma, se aloja en el cuerpo del hombre con la primera bocanada de aire que toma cuando nace. Incluso la Biblia a través de una de sus historias así lo explica.

—¿Cuál es esa historia?

—La de la creación del hombre. “Dios modeló al hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz el aliento de vida, y así el hombre se convirtió en un ser viviente”. Uno es ser viviente recién cuando “Dios sopla” en nuestra nariz el aliento de vida. Es decir, cuando entra a nuestros pulmones la primera bocanada de aire.

Te puede interesar

carnavales

Carnavales: La esencia perdida

Hilen Flores
Cultura

Hace algunos años para estas fechas comenzaban los carnavales de agua, donde se llenaban las babuchas o globos de agua para festejar en las calles, era un juego muy popular y se podían ver a cientos de niños en la calle disfrutando de este entretenimiento junto a sus amigos y/o vecinos.

20201030172040.colegios-privados

Todo lo que hay que saber sobre el inicio del ciclo lectivo 2021

Hilen Flores
Cultura

El gobierno provincial analizó tres modalidades para una vuelta al aula de manera progresiva a partir del primero de marzo, entonces comenzaría con una etapa presencial, no presencial y combinada dependiendo de cada institución, ya que tendrán la autonomía en cuanto a su organización considerando el espacio físico, la disponibilidad y accesibilidad tanto de alumnos como de los docentes.

ebay-972536

eBay y Nubi cerraron una alianza que ayudará a emprendedores

Revista Fix
Cultura

El comercio electrónico se disparó en medio del contexto Covid y ya se habla de cifras de crecimiento históricas. Según CACE (Cámara Argentina de Comercio Electrónico), la facturación del e-commerce incrementó un 106% durante el primer semestre del 2020.

Ocho mujeres, ocho historias

Siete mujeres, siete historias

Revista Fix
Cultura

Muy pronto en RevistaFix llega un ciclo de unipersonales en los que el discurso, el cuerpo y la voz femenina son puestos en escena. "Siete mujeres, siete historias"💜

Lo más visto

EzlKfaOXoAEmgfq

Restaurar nuestra Tierra

Revista Fix
Cultura

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email