Revistafix Revistafix

Manos Abiertas, la fundación que invita a vivir el voluntariado de manera distinta.

Manos Abiertas es una Fundación nacida en Buenos Aires, más precisamente en Villa de Mayo, en 1992- , en un barrio que tenía un contexto muy pobre y duro. Allí el padre Ángel Rossi celebraba siempre las misas los domingos, y si bien cada vez la situación de los vecinos era más cruel por la realidad en que vivían, este sacerdote colmo de amor sus vidas. Tal fue el nivel de necesidad que existían en los diferentes puntos del país que se fueron abriendo distintas sedes y es así como en el 2002 llega a Resistencia, al barrio Villa Facundo con las primeras obras de amor.

Derechos Florencia Martinez Florencia Martinez
d2c9647c-f53d-42da-b39d-02c528ded0c9

En Manos Abiertas hay mucho más que un compromiso solidario con los “patroncitos” – como se llama a los que reciben las donaciones y son los beneficiarios en las obras- hay unión, se formó una familia donde no hay lugar para malos pensamientos. Todos los jóvenes, y no hablamos de edad, están bajo la mirada atenta y amorosa de Elizabeth Salto – “la Eli” para todos -. 

En la actualidad, Manos Abiertas tiene más de 150 voluntarios y se rigen bajo la consigna católica con el acompañamiento jesuita pero las puertas siempre están abiertas a todos, sin importar la religión, siempre y cuando respeten al otro, siempre bajo la guía de Dios.

La fundación trabaja en obras fuertes como ser:

•             Voluntariado en los barrios: bajo la invitación de la Congregación de las Pequeñas Obreras de los Sagrados Corazones aceptaron la invitación para poder empezar a trabajar en el barrio Don Bosco, luego siguieron en el barrio Zampa y ahora están próximos a abrir uno nuevo en el barrio Los Aromitos, en una comunidad qom.

•             Tallercito de arte: funciona en el barrio Don Bosco, donde los más chicos pueden acceder a conocimiento y recreaciones basadas en las distintas disciplinas del arte, el cuidado del ambiente, higiene personal y salud.

 

•             Equipo buscadores: obra que funciona los días miércoles en la plaza 25 de Mayo, donde un grupo de voluntarios se encarga de brindar comida, alimentos y contención a personas en situación de calle que tienen necesidades urgentes. 

•             Peque 1, 2 y 3: funciona en hogares de bebes y niños judicializados, dependientes del Ministerio de Desarrollo Social, donde los voluntarios realizan actividades lúdicas y le festejan los cumpleaños a los patroncitos que cumplen durante ese mes.

•             Madre Teresa: se trata de la obra de acompañamiento a las personas de la tercera edad, esos abuelos que se encuentran en el Hogar Nazaret. 

•             Madre de la ternura: Es la obra más fuerte que tiene la Fundación, se trata de la contención psicológica y espiritual que le brindan a padres y familiares de niños y niñas internados en las diferentes áreas del Hospital Pediátrico. 

Acá te contamos un poco de lo que hacen estos grupos de corazón solidario y de manos abiertas, para dar algo a cambio de una sonrisa. 

c5298651-6ba9-4705-ae48-07861f3dc9e5

-          ¿Cómo fue el trabajo durante la pandemia? 

El trabajo durante la pandemia fue muy duro, porque no teníamos muchos voluntarios activos, porque la mayoría de ellos son personas de riesgo o de trabajos esenciales. Era muy difícil sostener el ánimo de los voluntarios que también sufrieron pérdidas familiares, de trabajos entre otras situaciones duras que tuvieron que enfrentar.  Se extrañó mucho la rutina de las obras, las visitas, el contacto con los patroncitos y las reuniones y encuentros entre voluntarios. 

 

-          ¿Cuáles son las obras que tienen pensando continuar durante este año? 

Durante este año quisiéramos que funcionen todas las obras, porque de hecho ellas están para ayudar a los más vulnerables, pero dependemos de la situación real que nos toque vivir. A los Hogares podemos ir sólo a llevar el refrigerio en lugar de las horas de juegos y abrazos. A los abuelos no podemos visitar, a los hospitales no podemos ingresar. Solo sabemos con certeza que las obras que funcionarán son los CESIS- centros educativos de Barrio Don Bosco, Los Aromitos y Villa Facundo; Equipo Buscadores – brindando comida a personas en situación de calle-  y Equipo Madre de la Ternura - sosteniendo con artículos de higiene personal y ropas a personas del interior con familiares internados en los hospitales Pediátrico y Perrando.

 

-          Ustedes levantan la bandera de la solidaridad ¿Cómo se comportó la población con respecto al otro? 

Respecto a la solidaridad, siempre realizamos campañas fraternas para obtener alimentos no perecederos, ropa, artículos de higiene personal, leche, pañales para adultos, que son utilizadas para nuestras obras o familias que sostenemos desde hace un tiempo atrás. En el año 2020 fue muy difícil ya que la población no podía moverse a llevar las donaciones ni nosotros podíamos retirar de domicilios, entendiendo el temor por el contagio, tanto de la población como de los voluntarios; por eso desde la Comisión Directiva decidimos dejar de hacer estas acciones para cuidar a todos.

Quienes nos ayudaron muchísimo fueron algunos comercios mayoristas y el Banco de Alimentos de Resistencia, por medio de los cuales pudimos sostener el refrigerio de nuestros patroncitos en los CESIS y para la comida de los chicos de la calle. 

 4e604e95-50e7-4d69-a21d-2bf0e27207f5

-          Las necesidades del sector siempre estuvieron presentes, ustedes la conocen bien, ¿la pandemia sirvió para visualizarlos? 

Fue increíble lo que nos mostró la pandemia. Muchas necesidades, muchas familias que al disminuir el ingreso económico tuvieron que afrontar situaciones extremas, tristes, difíciles, inesperadas.  A veces no solo necesitaban mercadería, sino recuperar el vínculo, el abrazo, el diálogo con el voluntario amigo, el feliz cumpleaños con su torta los días de festejo como lo hacíamos en todas las obras. Fue muy triste ver la realidad desde otro foco, desde otra perspectiva en la cual todos estábamos inmersos.

 

-          En la Fundación conviven diferentes credos políticos, religiosos y otros pensamientos ¿cómo es trabajar con un grupo tan variado?

Si bien la Fundación es de carisma católico, fundada por un sacerdote con un guía espiritual jesuita, no es condición serlo para ser voluntario. Somos es abiertos a toda persona de buena voluntad que quiera ayudar, que solamente busque aliviar el dolor de los más necesitados. Políticamente no tocamos temas, ya que respetamos y nos respetamos. Si bien entiendo que la política es el arte de hacer el bien, nuestro objetivo es amar y servir; amar desde donde estamos, y servir como podemos. Para el hambre, tristeza, dolor, soledad, no hay mejor consuelo que el amor y el servicio. Por eso, la religión, la política y otros pensamientos no son condición. Todos somos uno para aquel que nos necesita, incluso para ayudarnos entre nosotros mismos para dar lo mejor al más necesitado. Al ingresar el voluntario a la fundación, se le explica las pautas de convivencia, las reglas están acordadas entre todos y nos ayudamos a cumplirlas.

-          ¿Cuándo retomarían sus actividades? 

Nuestra planificación se realiza en el mes de febrero para arrancar el año de servicio en el mes de marzo.

-          ¿Cómo es el voluntario chaqueño?

 

El voluntario chaqueño es joven, no importa la edad del documento, es un ser joven de espíritu, alegre, fuerte, con una energía admirable y contagiante. Es un ser que anima a seguir, o que te empuja si te quedas atrás. Es súper creativo, puede asumir miles de roles, cocinero, bailarín, artista, profesor, seño, payaso, abrazador profesional, tan solo ponerle adelante un niño, un abuelo, una persona en situación de calle, una mamá. El voluntario se transforma en ángel de jean y zapatillas, tal vez con canas o anteojos pero una inmensa sonrisa y unos brazos que te abrazan y te curan todo.

 

-          Si pudieras definir en una palabra como son tus voluntarios ¿Cuál sería?  

Son seres extraordinarios. No encuentro una palabra para describir en realidad lo que son, si lo que significan para mí, son todo lo bueno que te puede pasar en un día difícil.

 f320c0a2-ceb2-4e30-aa00-e2776f4ae32c

-          ¿Hace falta más empatía con el otro?

Hace falta entender primero que significa la empatía. Empatía significa ponernos en el lugar del otro, no llenarlo con lo que creo que le falta. Muchas personas se suman como voluntarios porque creen que van a ayudar, que van a dar y sin embargo terminan convenciéndose de que son ellos los que reciben. El padre Angel Rossi, nuestro fundador, dice que somos sanadores heridos. Somos nosotros los que al dar recibimos el doble de lo que merecemos porque aquel que menos tiene, da todo lo que puede. Su agradecimiento en una simple y bella sonrisa, en una mirada de pura ternura.  

 

-          Con o sin pandemia ¿Cómo tienen proyectado seguir trabajando durante este nuevo año? 

Seguiremos como el año pasado, con la valentía de saber que a alguien le suena la panza, que alguien está solito esperando ser consolado, que alguien tiene frio, que un niño debe seguir aprendiendo a leer y escribir, que un abuelo necesita escuchar que le cantamos el feliz cumpleaños aunque sea desde la vereda del hogar. Como lo hemos hecho: con pandemia o no, Manos Abiertas seguirá.

 4b092142-0e26-4207-840b-b1677ef0f2a3

-          ¿Cómo se acerca la gente a la Fundación? Tanto para ser voluntario o para ayudar 

 

La gente puede escribirnos a través de nuestras redes Facebook: manos abiertas chaco o por Instagram: @manosabiertas.chaco o  al celular (0362) 154614643, 154246701

 

-          Por último ¿cuál sería la virtud que elegís para cambiar el mundo o al menos la realidad de las cosas?

Creo que la virtud que puede cambiar el mundo es la humildad, a la cual considero la madre de las virtudes, nos permitirá ser sencillos y mansos de corazón. La humildad hace grande al más pequeño de los seres humanos, ya que por el solo hecho de poseer una virtud no somos grandes; el que posee una virtud sin humildad se hace grande a sí mismo para parecer grande ante los demás, quiere lucir lo que tiene. Pero la humildad hace que pongamos nuestra conquista al servicio de la humanidad, por sencilla que sea, sin la necesidad de lucirlo, sin necesidad de contarlo al mundo, por eso la humildad es el alma de las virtudes, o como decía el Buda “la corona de las virtudes, porque alcanza su madurez con la humildad”. 

No creérnosla de que somos más que otro, o superior a aquel, porque estamos de paso, y si alivianamos nuestra mochila desprendiéndonos de las cosas superficiales y materialistas, ganaremos más rápido el cielo, que creo que es la meta a la que todo ser humano aspira o debe aspirar llegar.

Te puede interesar

pexels-mart-production-7172089

Día Mundial de las Personas con Síndrome de Down

Revista Fix
Derechos

Por este motivo, desde la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (ASDRA) este año decidimos, entre otras acciones, promover entre la población información importante acerca de la salud de las personas con síndrome de Down, su situación frente al Covid-19 y sus derechos:

Lo más visto

EzlKfaOXoAEmgfq

Restaurar nuestra Tierra

Revista Fix
Cultura

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas.

Newsletter

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email