SEGURAMENTE LO LEÍSTE, PERO REALMENTE SABÉS SOBRE EL SOLSTICIO DE INVIERNO?

Tendencia 21 de junio de 2022 Por Revista Fix
Su significado, cómo celebrarlo, un poco de astrología y un ritual.
465e6bb470862c5af0c86d8c0011cbdf

El solsticio de invierno (el término solsticio proviene del latín sol ["Sol"] y sistere ["permanecer quieto"]) corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste. Dependiendo de la correspondencia con el calendario, el evento del solsticio de invierno tiene lugar entre el 21 y el 22 de diciembre todos los años, en el caso del hemisferio norte, y entre el 20 y el 21 de junio, en el caso del hemisferio sur. 

Data histórica 

El solsticio se celebraba como Yule en la época celta precristiana, la celebración del Sol Invictus del Imperio Romano, el festival pagano Saturnalia, el 6 de enero del antiguo Egipto y la Fiesta de la Epifanía del cristianismo, todos honraron a los dioses del sol o la llegada del invierno, que eventualmente se transformó en Navidad, el regreso de el sol, o «hijo».

En todas las celebraciones que veneran el tiempo, la oscuridad y la protección, también hay una simple pero profunda observación de la quietud entre el final de un ciclo y el comienzo del siguiente.


El aparente ir y venir del sol determina cada partícula de la Tierra, porque es de este astro de quien depende cada forma de vida en nuestro planeta. Pero más que de un simple astro, es de la danza cósmica que hace la Tierra a su alrededor, de rotaciones y traslaciones, de donde proviene el equilibro de la vida. Es en los solsticios y equinoccios donde se definen el tiempo y el espacio: el ritmo de nuestra vida, que comparada al cosmos parece tan exigua. 

3982e3f998af1177dbf50ab3f50e255f

Pero el sol ha permanecido como esa encandilante figura en torno a la cual se dan esos movimientos terráqueos por el firmamento. Quizás por eso ha sido antropomorfizado y divinizado a la vez. Se le ha dado cuerpo de rey, y también de guerrero –así lo llamaban los emperadores de la época de Constantino–. Pero también se le ha asociado a Cristo, Mitra, Horus, Cronos, Dionisio o Huitzilopochtli. Por eso, dice Manly P. Hall, erudito de la filosofía antigua, que: 

- “No ha habido ningún pueblo que no haya atravesado algún tipo de fase de simbolismo solar en su filosofía, ciencia y teología.

El sol ha dominado así todas las artes.” 

Pero esta magna estrella siempre ha conservado la esencia que nos ha hecho adorarla durante los siglos. Una devoción más allá de todo sincretismo o antropocentrismo, y que ha perdurado hasta hoy. El hecho de que sea el sol quien domina cada célula de la Tierra, y los ciclos naturales de ésta, lo ha hecho cultural y religiosamente omnipresente (y terrenalmente imprescindible). 

Este es un momento para reflexionar y asimilar toda la sabiduría, pensamientos y sentimientos que se han cultivado en la oscuridad y llevarlos a la luz. 

Significado astrológico

Las civilizaciones más antiguas sabían que la trayectoria del sol a través del cielo, la duración de los días y la ubicación del amanecer y el atardecer cambiaban a lo largo de las estaciones. Para seguir el viaje anual del sol, se construyeron monumentos misteriosos como Stonehenge, en Inglaterra, y Machu Piccu, en Perú. 

Hoy, con acceso al mirador del espacio, sabemos que el solsticio es un evento astronómico causado por la danza giratoria de la Tierra a través del universo. 

8bcddc9d8c3c957fdb6b6ee066ccc564

El invierno comienza cuando el Sol se mueve hacia el signo zodiacal tropical Capricornio, gobernado por Saturno. Saturno rige aspectos de la Tierra que se sienten predecibles, estables y basados ​​en la realidad. Ofrece lentitud, la sabiduría que viene con el tiempo y pistas sobre el propósito de nuestra vida. 

En una expresión elevada, Saturno establece límites claros y compromisos firmes. Su lado perjudicial puede ser crítico o frío. Capricornio es conocido por su pragmática ambición y disciplina, pero cuidado con el pesimismo estoico. 

Establecer intenciones

Este ciclo es un momento perfecto para realinearnos con nuestras metas e ideales en preparación para el próximo año.

Al aclarar y establecer intenciones durante esta importante parada solar, recibimos el apoyo de la energía persistente del ambicioso signo de tierra Capricornio y la madurez responsable de Saturno. Ambos nos recuerdan que debemos soñar en grande mientras mantenemos nuestras grandes visiones arraigadas en la realidad.

La contemplación y el refinamiento de las intenciones nos lleva a nuestro camino y lo ilumina, desde el pasado desvanecido, a través de la oscuridad del invierno, hacia el futuro brillante

c596fe53e7d5ad2b0149d461896214c1

Ritual de renovación energética para este solsticio

Durante este martes 21 de junio prepará un altar con una vela blanca, una taza con té con limón y una cinta amarilla.

En una hoja blanca detallar todos aquellos proyectos que queremos iniciar y concretar: 

- De qué manera pensamos ponerlos en marcha.
- Qué debemos hacer y qué ayuda necesitamos.
- Todo lo que debemos cambiar o modificar para poder avanzar.
- Una vez que terminamos la lista, doblamos el papel en dos y lo sostenemos con nuestras dos manos. 

Luego, prendemos la vela, cerramos los ojos y nos visualizamos rodeados de un aura blanca concretando nuestros proyectos. Apretamos fuertemente la hoja y nos imaginamos trasladándole energía con nuestras manos.

Luego de unos minutos, terminamos la visualización y afirmamos: “Gracias, gracias, gracias”.

Cuando la vela se apaga, tiramos el té en una maceta o en un lugar con tierra. Guardamos el papel y lo leemos todos los días hasta que se concrete nuestro deseo. 

Feliz Invierno, fixianos del hemisferio sur. 

Te puede interesar